El Tarot y su Historia

El Tarot de Marsella

El tarot de Marsella es considerado el padre del tarot de la edad media ya que por indicios en cuanto la forma de fabricarse, los dibujos y los dioses o arcanos que allí aparecen e incluso hasta la forma de pintarse y leerse de algunos tarots derivan claramente del tarot de Marsella, este tiene su origen en la edad media específicamente en Italia, aunque no se sabe con precisión desde que fecha exactamente comenzaron a fabricarse ya que se encontraron barajas de tarot en muchos sótanos europeos que datan del siglo XV.

Se dice que el tarot de Marsella a diferencia de muchos otros tarots es único en su clase ya que muchos estudiosos del tema afirman que no deriva de ningún otro tarot sino que nació en Marsella debido a sus características iconográficas y simbólicas que no se asemejan a ningún otro tarot que haya sido datado de fechas anteriores, por ejemplo, muchos tarots que circularon por Europa en la edad media tenían similitudes e incluso las mismas cartas que el tarot egipcio.

Otra característica relevante del tarot de Marsella es la clara conexión que existe entre sus cartas y la videncia natural, es decir todas se asemejan en cuanto a tipografía, iconografía y color, incluso muchas de ellas comparten muchos elementos en común, esta característica solo se ha podido apreciar con claridad en el tarot de Marsella.

Consulta de Tarot, La Mejor Forma de Conocerte a Ti Mismo tarot por sí solo no es una herramienta de adivinación, esta depende en gran manera de la persona que lo use, es decir, el médium, mago, brujo, vidente o tarotista, su uso no se limita a un grupo en específico, muchas culturas y religiones utilizan el tarot como un instrumento para consultar el futuro, eso quiere decir que el tarotismo no es una práctica religiosa definida, sino que es un instrumento para personas que aseguren poder interpretarlo de manera efectiva.

En la antigüedad los tarotistas eran escasos por lo que solo los reyes podían pagar una consulta un tarotista para consultar acerca de cuestiones fundamentales de su reino, como las cosechas, las guerras o conspiraciones, a medida que el tarotismo se expandió ya era accesible para príncipes, comerciantes y aristócratas que cada vez más sentían la necesidad de conocer su suerte, pero en cualquiera de estos casos y hasta la actualidad hay que pagar al tarotista para ser consultado.

Si bien es cierto que existen libros y grandes obras literarias acerca del tarot y las consultas de tarot visa, su lectura o interpretación se define dependiendo de qué persona sea quien lee las cartas, es decir al ser una herramienta utilizada por muchos religiosos su interpretación no tiene normas establecidas, sino que quedará a juicio de la persona que esté realizando la consulta.

Consulta de Tarot, La Mejor Forma de Conocerte a Ti Mismo de la historia han ido apareciendo diferentes tarots alrededor del mundo, algunos que parten desde 0 y otros que son adaptaciones o versiones de tarots ya existentes, en torno a cada tarot circundan historias distintas, algunos hablan de culturas antiguas como la egipcia, otros del imperio maya incluso hay tarots que tienen una fuerte relación con historias y simbologías bíblicas, aunque no se sabe a ciencia cierta el origen del tarot, quienes fueron los creadores de la baraja del tarot o si el tarot apareció antes que los naipes o viceversa.

A partir de tarots más famosos como el de Marsella comienzan a aparecer otros muy parecidos, y por consiguiente la adivinación por medio de cartas comienza hacerse cada vez más famosa en la península ibérica hasta extenderse por toda Europa. Estas prácticas de adivinación según muchos historiadores fueron traídas por los gitanos desde las regiones más orientales de Rusia y para otros la fuente de estas prácticas de adivinación y los verdaderos creadores de la baraja del tarot son los egipcios.

En la antigüedad las consultas a los adivinadores estaban reservadas para los reyes ya que estos constantemente tenían la necesidad de consultar acerca de cómo les iría en las batallas, los frutos de las cosechas o si algún enemigo planeaba atacarlos, con el pasar del tiempo los príncipes, comerciantes y miembros de la aristocracia que podían permitirse pagar un vidente comenzaron a realizar consultas constantes a los adivinadores, se podría decir que la edad media en Europa fue la era dorada de las consultas con barajas del tarot, ya que en aquel entonces habían surgido muchas escuelas de médiums que profesionalizaron sus prácticas y cada vez se hacían más famosos entres los creyentes lo que sentó las bases para la evolución del tarot desde los más antiguos hasta el que conocemos actualmente.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *